Mi casa, cada día mejor: 20 ideas para un cambio exprés

By House Décor - agosto 12, 2017

FÁCIL Y SIN OBRAS

Mi casa, cada día mejor: 20 ideas para un cambio exprés

 

Dar un aire nuevo a tu casa es más fácil de lo que parece, y no hacen falta ni grandes reformas ni mucho presupuesto

11 00381239. Amplio salón con estanterías y un gran ventanal con estores blancos_11 00381239

Nunca dejes de enamorarte de tu casa. Pero, ¿cómo conseguirlo? Mimándola con algunos cambios. No, no hablamos de grandes obras que requieran mucha inversión ni una renovación integral. A veces basta con pequeñas soluciones que puede hacer uno mismo de forma sencilla, low cost y en un abrir y cerrar de ojos.
Dar color a una pared, renovar un mueble, retapizar el cabecero... Aquí te decimos qué puedes conseguir con estos cambios y, en la galería, tienes 20 ideas aplicadas en las que encontrarás muchísima inspiración.

1. Cortinas nuevas, casa nueva

Si cambias las cortinas, todo cambiará. Si las eliges de algodón o lino serán más frescas; de gasa o seda, más románticas y de tejidos más pesados (terciopelo, jacquard...), más sofisticadas. Lisas y neutras quedan bien con todo.

2. Molduras = techos con estilo

Las molduras pueden "bajar" un techo demasiado alto y reforzar el estilo clásico de forma muy sencilla. Mide los metros lineales que necesitas y súmale un 10% por si se estropea un trozo durante su manipulación. Corta las molduras –las encontrarás a partir de 3 €/2 m en Orac Decor- con los extremos a 45º utilizando una sierra de mano para metales) y pégalas con adhesivo de montaje con la ayuda de una pistola de silicona. Muy fácil.

3. ¡Pinta las baldosas!

Estrena baño o cocina con solo pintar las baldosas. Solo necesitarás un esmalte especial –de Titan, 750 ml, 23 €–. Para empezar, limpia bien la superficie con agua y jabón, y rasca las juntas para eliminar la suciedad. Sécalo todo y ya puedes pintar con un rodillo.

4. Recupera los muebles antiguos

Límpialos a fondo con un trapo humedecido con agua y jabón neutro. Si son de madera, tapa las posibles fisuras con masilla o cera natural y erradica la carcoma aplicando un anticarcoma y envolviendo la pieza en plástico durante unos cuatro días.
4 00358062
¿Tiene desperfectos? Si tiene algún desconchado o una grieta, rellénalo con masilla para madera y luego aplícale cera o dale una mano de pintura.

5. Papel pintado: da luz y color a tus paredes

Unos trucos para acertar: calcula el papel que necesitas con una calculadora de rollos, que podrás encontrar por Internet. Con una plomada, dibuja una línea recta en la pared para evitar poner la primera tira torcida. Córtalos según la altura de la pared, dejando 5 cm de más por arriba y por abajo que recortarás una vez el papel esté seco.

6. Flores XL

Los papeles pintados con estampados de naturales se llevan más que nunca. Si no quieres que la decoración resulte muy recargada, colócalos solo en una de las paredes o fórralas todas, pero combínalos con piezas de mobiliario muy ligeros visualmente.

7. Interruptores: renuévalos con color o papel

¿No quieres gastarte dinero en interruptores nuevos? Píntalos o fórralos con papel decorativo adhesivo. Tendrás que desmontarlos y separar el marco. Para pintarlo, usa un esmalte sintético. Y para forrarlo, un papel lavable, así podrás limpiarlos sin estropearlos.

8. Más luz en casa con leds

En el mercado puedes encontrar tiras de leds flexibles –normalmente de 5 m (unos 40 € en Leroy Merlin)– para iluminar cualquier rincón, también de exterior. Se instalan de forma muy sencilla porque son adhesivas y puedes cortarlas a la medida que necesites.
¿Cómo colocarla?
  • Calcula el largo que necesitas y corta con unas tijeras por donde te indique la tira. Limpia bien la superficie, retira el protector adhesivo y pega la tira donde quieras.
  • Conecta la tira al transformador teniendo en cuenta que el cable rojo irá en el signo + y el negro, en el signo –. Enchufa el transformador y se encenderá tu led.
  • ¿Más de 8 metros? Necesitarás un amplificador de potencia para que la señal llegue correctamente a toda la tira.

9. Pinta las puertas, ¡y verás qué cambio!

Hazlo tú. Descuélgalas para trabajar mejor. Límpialas con agua y jabón, y sécalas bien. Pasa una lija suave para que la pintura agarre mejor y repara con masilla para madera los desperfectos. Aplica 2-3 capas de pintura al agua.
O encarga el trabajo. Así podrás lacar las puertas (el resultado es más perfecto). El pintor se las llevará para lacarlas a pistola en el taller. Tardará aproximadamente una semana en tenerlas listas y te cobrará unos 180 € por cada puerta.

10. Espejos: más metros y claridad

Hay opciones infinitas. Desde colocar espejos XL con marco envejecido apoyados sobre una cómoda o en el suelo, hasta crear composiciones de espejos en una pared con pequeños espejos adhesivos. Una solución fácil y económica para multiplicar la luz y el espacio en casa. Un pack de cuatro espejos (sin plomo) de 30 x 30 cm vale 6,99 € en Ikea.
El lugar estratégico. Si lo que buscas es más luz, colócalos en una pared en la que incida el sol y si buscas más espacio, que reflejen una ventana. Más luz en casa con tiras de leds de la estancia) o en el interior de los armarios para ver mejor lo que guardas en su interior.

11. Estantes: espacio extra para guardar

Tras una puerta, junto a una columna... Cualquier rincón es bueno para colocar una balda. Coloca el primer soporte a la altura que desees y con el nivel asegúrate de que está recto. Marca los agujeros y taladra. Introduce los tacos –pídelos para tu tipo de pared, básicamente si es de ladrillo o Pladur– y atornilla. Apoya la balda recta con el nivel y coloca el segundo soporte.

12. Radiadores: ¿ocultos o expuestos?

Si lo que quieres es disimularlos, píntalos del mismo color que las paredes. En cambio, si quieres que destaquen –una opción muy decorativa cuando se trata de radiadores de hierro antiguos– debes pintarlos con otro tono.
Necesitas limpiar bien la superficie con alcohol antes de empezar. Otra opción que ayuda a que la pintura se fije mejor es lijar el radiador con una lijadora. Eso sí, si tiene óxido, deberás eliminarlo antes con un cepillo de púas. Como los radiadores tienen pintura previa, no hace falta aplicar ninguna imprimación, puedes pintar directamente sobre ellos con esmalte especial para radiadores –que soporta bien el calor–. Pinta también los tubos de cobre a los que están conectados.

13. Renueva el cabecero y estrenarás dormitorio

Es una forma muy sencilla de dar un nuevo aire al dormitorio, ya que el cabecero es una de las piezas estrella de esta habitación. Aquí algunas ideas:
Con una funda. Es la opción más sencilla (una funda de 1,40 m vale unos 70 € en Maisons du Monde). Elígela de lino o algodón, son los tejidos más sanos para dormir.
13 00386693 lino
De madera. Un cabecero de madera da calidez. Si eliges un modelo tramado o alistonado (no opaco), será más ligero.
Tapizado. Al ser acolchado, es el más cómodo para leer en la cama. Un diseño clásico similar al de la foto cuesta 199 € en El Corte Inglés.

14. Libera la encimera y gana sitio

Una barra con ganchos te permite despejar la encimera para trabajar e incluso ganar cm en los cajones colgando lo que más utilizas. Solo necesitas un taladro con brocas para azulejos, tacos, tornillos y el kit de la barra. Un riel con ganchos de Ikea cuesta unos 5 €.

15. Instala un antepecho en la cocina

El antepecho de la cocina es una de las zonas más visibles junto con los muebles. Si lo renuevas, tendrás la sensación de haber renovado la cocina por completo. Puedes elegir mármol, cuarzo (como el Caesar Stone de Levantina), cristal de seguridad (tras el que puedes poner un papel pintado)... O elegir paneles decorativos para cocinas (en Ikea, desde 13 € la pieza de 60 x 50 cm).
100% práctico. Estos paneles embellecen a la vez que protegen la pared de la suciedad y, al no tener juntas, facilitan mucho la limpieza. Además, soportan muy bien el calor, por lo que pueden instalarse incluso tras la placa de cocción (excepto si es de gas).
¿Cómo se instala? Debes cortar las placas a medida del espacio y fijarlas con un tipo de adhesivo que la pared de tu cocina admita –consúltalo en tu tienda de bricolaje–.

16. Protege y decora la pared con un arrimadero

Elige el material. Puede ser de madera (unos 24 €/m2, en Leroy Merlin); de lamas vinílicas adhesivas (unos 10 €/m2) o de papel pintado (superlavable, puede costar unos 40 €/10 m).
16 00388140
Para niños. Nada como un zócalo creado con pintura de pizarra (750 ml de Titan, unos 13 €). Puedes rematarlo con una moldura o marcar con una cinta de carrocero el final bien recto para que el acabado sea perfecto.

17. Renueva tiradores y manillas

Son pequeños pero su poder es enorme. Cambiar las manillas de las puertas o los tiradores de cajones y armarios puede hacer que los muebles parezcan nuevos. Y es tan sencillo como desatornillar los viejos y sustituirlos por los nuevos. Eso sí, debes tener en cuenta que los nuevos cubran los desperfectos o marcas que puedan dejar los antiguos, si no es así, tendrás que repararlos.

18. Ventanas: no dejes que entre el calor

¿Crees que tus ventanas no aíslan lo suficiente? Hay una solución previa a cambiarlas, más fácil de instalar y mucho más económica: láminas solares como las Spectra 50 UV de Prosol (24,90 €/m). Puedes instalarlas tú misma con la ayuda de otra persona.

19. Puertas con vitrina: cocina más ligera

Cambiar el frente de un armario no es complicado siempre que tenga medidas estándar. Siendo así, puedes cambiar por completo el look de tu cocina. Instala puertas acristaladas en algún módulo superior. Ganarás luz y sensación de profundidad. ¿Por dónde empiezo? Asegúrate de comprar puertas de la misma medida que las "viejas". Retíralas y quita las bisagras. Pon las nuevas puertas y ajusta el tornillo para que la apertura de la puerta sea la correcta. Ten en cuenta que existen bisagras con amortiguador que frenan la puerta y hacen que se cierre despacio, suave y silenciosamente. Son perfectas para olvidarte de los portazos. Y bisagras con un amplio ángulo de apertura (más de 150º) que facilitan el acceso al contenido de los muebles.

20. Actualiza el suelo con parquet de sistema ‘click’

Sin obras Las tarimas flotantes con sistema ‘click’ pueden instalarse sobre el pavimento original (as. te evitas la molestia de retirarlo). Solo necesitan que el suelo está bien nivelado y una capa aislante debajo.
Rápido. Para instalar parquet flotante en un piso de unos 70 m2 se necesitan un par de días (cuenta algo más de tiempo si es necesario mover muebles de sitio).
Y económico. El parquet flotante es el pavimento de madera más económico del mercado. Por ejemplo, en Quick-Step puedes encontrar modelos a partir de 20 €/m2 (instalación no incluida en el precio).

via:micasa

  • Share:

You Might Also Like

0 التعليقات